viernes, 30 de abril de 2010

Seguridad desmedida... Seguridad que entorpece

Chuta el otro día necesitaba hacer una transferencia bancaria para pagarle una plata a un pana. Entro al sitio de mi banco y veo que no podía hacer transferencias interbancarias, es más ni siquiera transferencias al mismo banco. Salía un odioso mensaje que decía que debe registrar en las oficinas del banco las cuentas a las cuales quiero hacer transferencias. Bueno santa paciencia. Me dije a mí mismo: "Mejor ir a registrar las cuentas a las que probablemente voy a hacer transferencias (mi papi, mi ñaño, mi novia, mi primo, mi otro primo, mi pana, mi otro pana y ya) así ya queda eso registrado y fresco ya todo por internet, total con par clics ni se siente cómo se va la plata." Luego de decirme todo eso quedó como tarea para el siguiente día el ir al banco a registrar las cuentas. 

En efecto, madrugué al banco para estar primerito y aprovechar el día. No fui el primero pero fui el cuarto osea fresco. Habían como 4 counters para hacer ese tipo de solicitudes así que igual fresco. Emocionado de que todo salía según el plan me acerqué al counter al cual me llamaban. 

Yo: Buenos días, por favor ayúdame, quiero registrar unos números de cuenta para poder hacer transferencias por internet.
Chica del banco: Claro, a ver, necesitamos una copia de su libreta de ahorros y su cédula, o si es cuenta corriente una copia del estado de cuenta. 
Yo: ¿Cómo osea necesito pedir los estados de cuenta para transferir el dinero?
Chica del banco: Ah, ¿las cuentas a las que va a transferir no son de este banco?
Yo: Eh, no.
Chica del banco: Claro con más razón entonces necesitamos que nos traiga la copia de sus estados de cuenta de cada banco al que vaya a hacer la tranferencia. 
Yo: Pero, no pues, ¿osea me tocaría pedir a cada persona a la que quiero transferir que me dé una copia de su estado de cuenta?
Chica del banco: Ah, ¿Las cuentas a las que va a transferir no son suyas?
Yo: Eh, no. 
Chica del banco: Ah, entonces aparte de la copia del estado de cuenta necesitamos una carta de cada una de las personas que serán beneficiarias donde indiquen que ellos aceptan que usted va a hacer transferencias. 
Yo: Eh, ¿una carta? No entiendo, y ¿si esa persona está fuera del país? ¿no puede ni solicitar su estado de cuenta y menos darme una carta, o puede ser una carta enviada por fax? 
Chica del banco:  No, necesariamente debe ser la original. Si la persona está fuera del país pues no podríamos registrarla. 
Yo: Sigo sin entender (me negaba a creer lo que me decía), en definitiva más rápido saco la plata y voy a depositar en cada banco haciendo cola y todo, me resulta más rápido que estar molestando a todo el mundo para poder transferirle (sinceramente me daba hasta vergüenza la idea de decir a cada uno (a mi papi, a mi ñaño, a mi novia, a mi primo, a mi otro primo, a mi pana y a mi otro pana) que mi banco era tan arcaico que en vez de copiar la idea del Pichincha de hacer una tarjeta de claves seguras para las transferencias les iba a tocar a ellos hacer un trámite y darme una carta para que yo pueda transferir, en otras palabras, incomodarles a ellos para mi comodidad) 
Chica del banco: Bueno, ahí sí ya depende de usted y de si prefiere perder el tiempo haciendo colas. 
Yo: (¡Qué hija de puta!) No hay ninguna otra manera, ¿osea algo así como que yo por mi cuenta acepto el riesgo y solo quiero que las cuentas queden registradas?
Chica del banco: Lo siento. No hay otra forma, ese es el procedimiento que nosotros tenemos para poder hacer transferencias, es por la importancia que el banco le da a su seguridad. 
Yo: (Maldita sea, eso no me sirve) Eso no me sirve. 
Chica del banco: Una vez más lo siento, ese es el procedimiento. 

Iba en ese momento a convertirme en el cliente problema que empieza a vociferar pero no valía la pena, le dije gracias, hasta luego con tono de hasta nunca. Saqué plata, deposité en la cuenta de la noviecita y le pedí por favor que me ayude con la transferencia. Problema resuelto. 

Me quedé ingratamente sorprendido de cómo se siguen manejando procedimientos tan arcaicos, con tantos tropiezos, con tanto papel. Tal vez las personas que me conocen acepten darme una copia de su estado de cuenta, tal vez, soy un firme creyente de que nadie le gusta que alguien se entere de si tiene o no plata en el banco, eso es algo muy personal, pero las personas que no me conocen ... osea por ahí algún cliente o algún proveedor al que quiera hacerle una transferencia, yo creo que ni cagando me dan una copia de su estado de cuenta, en otras palabras en lo que a mí respecta podrían quitar tranquilamente la opción de transferencias interbancarias del sitio, no es posible usarla. Por lo menos desde otros bancos sí me pueden hacer transferencias y eso no me toca andar declarando.

Al comienzo no iba a decir el nombre del banco pero ya qué, en este tema de las transferencias BANCO DEL PACÍFICO, APESTAS!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario