domingo, 11 de julio de 2010

Recuerdo Reloco: El Shamán y los Deja Vus

Es muy común para mí tener un deja vu. Esa sensación de haber vivido algo previamente... como si uno hubiera visto lo que le va a suceder antes. A veces es cuestión de 5 segundos... pero normalmente son de hasta 20 segundos. Una serie de hechos que se van presentando cual los espero... hechos sencillos como regresar a ver un cuadro de mi casa y luego pensar en cierta situación, y es como que en ese instante comprendo todo lo que había visto antes y veo que es lógico ... caigo en cuenta que ahora ya conozco a personas que había visto antes como en sueños. Es divertido. Yo asumía que a muchos les pasaba pero más bien he encontrado a muchos a los que no les pasa. Como siempre los tengo a veces pienso que es posible que el camino que estoy recorriendo ya estaba marcado y solo lo estoy cumpliendo.

Según la Wikipedia esto no me vuelve más que un candidato para sufrir de esquizofrenia, ansiedad o epilepsia. Pero prefiero no pensar en eso. Más bien asociado a esto viene el recuerdo de un man que, por así decirlo me leyó la mano, pero no .. fue como que me leyó la historia... como que vio mi vida. El man era un shamán, o así se hacía llamar y estaba en una feria a la que mi mamá asistió como expositora. Al conversar conmigo el man empezó a describirme y a decirme cómo iba a ser mi vida... no con muchos detalles, más bien dando ligeros indicios. Como no decía nada concreto simplemente no le paré mucha bola hasta que dijo - Tú tienes una alta receptividad... eres medio clarividente - y yo pensé - WTF - seguramente tienes seguido esa sensación de ya haber vivido algo, deja vu que le llaman -  y yo - sí - el man continuó - sí se te nota, podrías con un poco de práctica volverte vidente - y yo - WTF otra vez - y el man  como que vio mi cara de estás hablando huevadas - ese dolor que tienes en el costado no es nada grave, pero para que te quites la preocupación anda a hacerte ver de un médico - en ese momento sí me dejó focaso porque yo no había comentado del dolorcito este que tengo en el costado con nadie. Debo decir en honor a la verdad que varias cosas de las que el man habló ese día se han ido dando y me dejó pensando que después de todo uno no puede cerrarse y pensar que este tipo de gente está loca.

En verdad son cosas que ya se escapan de mi lógica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario