lunes, 11 de abril de 2011

Viejo amargado en el banco

Bueee... continuando con la larga lista de gente de mierda con la que me encuentro.

El otro día fui al banco para hacer un trámite y debía ir a servicio al cliente. Estaba haciendo una cola bastante corta, habían dos personas adelante de mí y unas 3 o 4 personas atrás. Las dos personas pasaron y no se demoraron casi nada... al momento en el que me acerco a la ventanilla y doy mis documentos entra un pobre hombre con una cara de desesperación que daba pena. El man se acerca a la ventanilla de una y  me dice - Disculpe la interrupción es una emergencia, acabo de perder mi tarjeta del cajero automático - yo me quedé fresco y le dije - claro don, siga no más lo suyo es más urgente que lo mío - el señor este procedió a darle sus datos al tipo de la ventanilla para que le ayude a bloquear la tarjeta perdida.

(A modo de anécdota intermedia tengo que decir que más de una vez he pasado por el mismo susto que este señor, cuando recién abrí una cuenta de ahorros y me dieron la tarjeta del cajero perdí sin exagerar tres tarjetas en un lapso de 6 meses... osea era bien bruto con eso de las tarjetas de débito, por ende no me resultó complicado solidarizarme con este triste personaje jaja)

En medio de todo este trámite cuando el man entregaba sus datos y yo esperaba a que le bloqueen la tarjeta para seguir mi trámite sencillo que no era más que firmar un papel y largarme, el viejo que estaba último en la fila comienza a gritar - ¡hey a la cola! - el tipo que perdió la tarjeta le dice - caballero, disculpe pero es una emergencia, perdí mi tarjeta del cajero - y el viejo amargado - si lo mío también es una emergencia y estoy esperando - el que perdió la tarjeta - señor, en verdad espero que usted nunca tenga que pasar por un susto como este para que no esté nunca en mi posición - el viejo amargado - ¡no sea sapo! con ese pretexto no hace fila como todos los demás - el que perdió la tarjeta - vuelvo y repito, espero que nunca le pase lo que a mí y que haya alguien que no comprenda su angustia - y el viejo amargado - ah si yo también he perdido mi tarjeta y yo le bloqueé por INTERNETTT (no sé como plasmar en letras la forma como el man acentuó la T del final de la palabra internet) - el que perdió la tarjeta ya no dijo nada más mientras el otro viejo vociferaba y el pana de la ventanilla le dijo que la tarjeta estaba bloqueada y que para solicitar una nueva debía ahí sí hacer cola, yo firmé mi papel y me largué según lo planeado.

El que perdió la tarjeta ya más tranquilo me volvió a agradecer diciendo palabras indirectamente directas contra el viejo amargado del tipo - por suerte todavía hay gente como usted que sí comprende la angustia de los demás y no tiene problema con ayudar - yo no hice mucho caso y preferí no increparle nada al viejo amargado, al final de cuentas no hice nada que no hubiera hecho cualquier mortal, lástima que si hubiera sido el viejo amargado de ley hubiera tenido que esperar por ahí un par de minutos y quien quita ... dependiendo del que tenía su tarjeta hasta lo podían desfalcar (ja .. no creo). En definitiva por eso estamos como estamos porque hay gente que no se duele del problema del de al lado, y eso que eran dos personas de más o menos la misma edad, de más o menos la misma facha de no tener necesidades básicas no cubiertas, no quiero ni pensar la actitud que adoptará el viejo de mierda ante otras personas.

Estoy seguro que ese viejo carcoso en su vida ha bloqueado una tarjeta por INTERNETTTT. Asco. (¡qué vivan los prejuicios!)

Eso no más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario