lunes, 2 de julio de 2007

Esta Lógica Triste Aristotélica

Bueno al fin ... bacano loco bacano ... recuperé mi libro ... los libros son una de las cosas más difíciles de recuperar... si alguien te pide un libro es porque le gusta y la gente no renuncia a las cosas que le gustan. Pero bueeee... lejos de ponerme a disertar sobre el préstamo indiscriminado de libros ahí va por fin el texto que dio origen al título de este blog...

Esta Lógica Triste Aristotélica
(Jorge Enrique Adoum)

como esos enternecedores jugadores de póker
que se arrepienten de haber pagado para ver
y de no haberse atrevido cuando hubieran ganado
e insisten esperanzándose con miedo así nosotros
perdimos con cada par que tuvimosy volvemos a
arriesgarnos
diciéndonos que esta vez será definitiva
y nos creemos la primera pareja de la tierra
que tiene algo duradero que decirse
lentas historias para la posteridad del tacto

es el animal del corazón atado que no aprende
que después de esta impecable ensambladura
(no faltaría más la hemos ensayado
tantos años con otros cada uno por su cuenta)
y de este espejo cóncavo de soledad en que nos
deformamos
habrá una nueva vez quién no lo sabe
ésa sí también para siempre como todas

lo sé por esta triste lucidez de monógamo imperfecto
porque no soy ni apostador ni ágamo
y comienza a haber gana de vivir contigo
(recuerdo que es así como empieza toda gamia
una mano más ésta sola pudiera ser que ganemos
o quizás nos desquitemos del pasado)

ya ves que puese a todo lo hablado lo vivido
seguimos siendo modestamente humanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario